Incendio, de Felipe Bustos Cea.

Incendio en la panamericana. Afuera de mi edificio, en el paso bajo nivel camino a Renca, vivían dos vagabundos. Bueno, antes vivía otro, el gitano que le decían. Estos vagabundos eran una pareja; ellos juntos con el gitano iniciaron una especie de guerra, ya habían quemado ese lugar pero no estaba muy claro quién le quemó el ruco a quién. De ese hecho, el gitano tuvo que marcharse de ahí.

En plena cuarentena, y en pleno otoño, hay estrés para todos, incluidos vagabundos. La pareja de vagabundos había causado muchos problemas el tiempo que llevaban ahí. Además que se decía que el tipo golpeaba a su pareja; los vecinos obviamente preocupados llamaron a la policía, el asunto igual era complicado, porque los puedes echar, pero irán a otro lugar y seguirá la violencia.

Esa noche se embriagan y causaron escándalo, a lo que llegó la policía y se llevó al sujeto. A la mujer no se la llevaron porque huyó o se escondió; la cosa es que ella, al ver que se habían llevado a su “marido”, entró en cólera; gritó, pataleó e insultó a los edificios… De pronto, comenzó un incendio sin que nadie se diera cuenta. Era tarde en la noche, y el biombo azul ardía ahí, al lado del paso bajo nivel en la panamericana donde viven los vagabundos.

Llegó una patrulla y una camioneta blanca que poca ayuda brindaban ante un incendio. Para mí es casi simbólico, con lo que pasa en este país, en este momento. Cuando hay que estar encerrados en las casas, cuando hay gente que no tiene casa, donde todo el mundo siente una gran presión, la vida para la gente de la calle no ha cambiado o incluso se a puesto más difícil. Y la violencia intrafamiliar no solo no se termina, sino que se vuelve más intensa, y de pronto a todos nos gustaría explotar y quemar algo.

La policía mirando como esto ocurre sin ser de ninguna ayuda, mientras, el país completo, de cierta manera se incendia ante autoridades que no les importa qué sucede con nosotros, mientras los autos en la panamericana pasan y nunca dejarán de pasar.

Un poco como yo que miro el incendio desde mi departamento pensando ‘estas son unas buenas fotos’, como un simple espectador que seguirá con su vida cuando ya saque las fotos que quería.

Solo un acontecimiento dentro de todo lo que hay.

Un incendio dentro de una nación que parece que va derechito a una catástrofe general, mientras en el bosque piden pan, y una pandemia nos azota sin estar preparados, y con autoridades incompetentes, la vida de los pobres sigue siendo la vida de los pobres.

*Incendio, de Felipe Bustos Cea, participó del “Concurso de Fotografía y Relato Patrimonial Independencia 2020”. No resultó finalista, pero su relato inspiró la exploración artística y obra de videoarte “Prometo arder”, realizada por la Compañía Teatro Versión Oficial, en el marco de las creaciones de la Red Interregional de Extensión Santiago Off de este año.

Corporación de Cultura y Patrimonio de Independencia
Profesor Zañartu 1185, 2º piso, Independencia
Email : [email protected]

Desarrollado por: Kúbika House